12Jun

Jackets For The Soul. What Color Is Yours?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Pri quas audiam virtute ut, case utamur fuisset eam ut, iisque accommodare an eam. Reque blandit qui eu, cu vix nonumy volumus. Legendos intellegam id usu, vide oporteat vix eu, id illud principes has. Nam tempor utamur gubergren no.

Ex soleat habemus usu, te nec eligendi deserunt vituperata. Natum consulatu vel ea, duo cetero repudiare efficiendi cu. Has at quas nonumy facilisis, enim percipitur mei ad. Mazim possim adipisci sea ei, omnium aeterno platonem mei no.

Consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat

Utilizo este espacio para enviar un mensaje a los sacerdotes católicos del mundo. Ellos al igual que yo, Juan Quintero, director de esta página, fuimos elegidos para sacerdotes, Sin embargo, ellos continúan por caminos no perfectos ante los ojos de Dios. Tomé una decisión: Ser sacerdote Lavado por la Sangre de Cristo, y eso no está en la iglesia católica. No soy perfecto, cometí y cometo errores al igual que tu, pero hoy puedo levantar manos santas ante el Todopoderoso, y hoy formo parte del real ejército de Dios. Para ti…, también está abierta esa puerta desde hoy, Deja que Dios restituya lo que se se comió la oruga, el saltón, el revolcón y la langosta. Tú no perteneces al ejecito de Satanás. Tú eres real sacerdote, nación santa, escogido para ser un instrumento del Señor y no del diablo…, Toma la decisión, Dios ya tiene sus brazos extendido y te está esperando. Leer en la Biblia: Lamentaciones 1:12; 1 Corintios 15:42 al 45 y Zacarías 1:13 No temas de tomar esa decisión hoy puedes ser libre y unirte al verdadero ejército de Dios. Disfrute de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *